Alemania se corona y España sufre

Alemania ya ha demostrado ser capaz de transformar un torneo en un auténtico festival. Después del éxito que supuso la Copa Mundial de la FIFA 2006, volvió a lucirse haciendo del Campeonato Sub-17 de la UEFA un espectáculo tanto dentro del césped como en las gradas, con la victoria de su selección nacional como guinda. Los alemanes tendrán sin duda mucho que decir en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Nigeria 2009, al igual que Holanda, derrotada en la final pero cautivadora durante todo el certamen.

España, campeona de las dos ediciones anteriores, no realizó un buen papel, aunque estará igualmente en Nigeria, como Italia, Suiza y Turquía. repasa la competición continental celebrada entre el 6 y el 18 de mayo, y que ha revelado la identidad de los seis felices elegidos.

Los clasificados
Alemania, tercera de la última edición de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, disputada en 2007, dejó claro que el relevo ya está listo. Aprovechando la ventaja de jugar ante su público, la Mannschaft desplegó un fútbol tan sólido en dnsa como creativo en ataque, que le permitió alcanzar fácilmente la final y terminar el torneo con 13 goles a favor y sólo dos en contra. En el choque por el título, frente a Holanda, los jugadores de Marco Pezzaiuoli hicieron gala asimismo de una mentalidad de campeones para remontar y conseguir en la prórroga el primer título continental sub-17 de su historia, 17 años después del último de sus dos Campeonatos Sub-16 de la UEFA.

La finalista derrotada, Holanda, se despide de Alemania con el amargo sabor del revés sufrido en su último compromiso, pero recuperará enseguida la sonrisa al hacer balance de la competición. Siguiendo la tradición de sus mayores, los Jong Oranjes se basaron en un juego de pases fluidos y rápidos para obtener el billete a la gran cita, cuatro años después de colgarse el bronce en Perú 2005. Suiza, a quien los neerlandeses privaron de acceder a la final, se ha consolado clasificándose para la primera Copa Mundial Sub-17 de la FIFA de su historia, coronando además la fase de liguilla por delante de España y de Francia, dos aspirantes al trofeo.

En cuanto a Italia, empezó mal, con un punto en dos encuentros, pero supo levantar la cabeza cuando se hallaba entre la espada y la pared, logrando el pase a semifinales y a Nigeria. Los Azzurrini, que llegaron a ir perdiendo contra Francia en el duelo decisivo del Grupo A, demostraron su valía imponiéndose 2-1 y sellando así el pasaporte para el torneo mundialista, después de su ausencia en la edición coreana.

Aunque no superaron la primera ronda en Alemania, Turquía y España viajarán a Nigeria. Obligados también a ganar en su último partido de la liguilla, los jóvenes turcos consiguieron vencer nada menos que a Inglaterra, cuartofinalista de Corea 2007, cerrando a su vez el paso a los británicos. Su héroe fue Furkan Şeker, autor del gol de la victoria a seis minutos de la conclusión.

Los campeones de las dos ediciones anteriores, por su parte, fracasaron globalmente, al despedirse en la fase de grupos. Incapaces de marcar ni un solo gol en tres encuentros, frente a Italia, Francia y Suiza, los españoles podrán al menos enorgullecerse de no haber visto tampoco perforada su meta. Estos tres 0-0 consecutivos permiten a los muchachos de Ginés Meléndez poner rumbo a África, aunque deberán mejorar en la finalización si quieren hacerlo tan bien como sus predecesores, quienes, guiados por el barcelonista Bojan, estuvieron en la final de Corea.

Las demás selecciones
La mayor sorpresa fue ciertamente la eliminación de Francia, uno de los dos únicos conjuntos europeos campeones de una Copa Mundial Sub-17 de la FIFA. Si bien los Mini-Bleus estaban englobados en un grupo reñido, la experiencia de su entrenador, Philippe Bergeroo, integrante del cuerpo técnico de Aimé Jacquet en la campaña victoriosa de Francia 1998, parecía una baza suficiente para asegurar una de las tres primeras plazas del grupo. Por desgracia, con sólo dos puntos, acabaron en el último lugar, y seguirán el torneo nigeriano delante del televisor.

Lo mismo le ocurrió a la Inglaterra de John Peacock, que ocupó también el cuarto puesto de su liguilla. Después de hacer tablas frente a Holanda y perder contra el país organizador, los ingleses dependían de sí mismos ante Turquía. Un empate les bastaba para clasificarse, pero únicamente lo tuvieron durante 74 minutos, los que tardó el turco Şeker en acabar con sus últimas esperanzas.

Jugadores a seguir
¿Quiénes serán las estrellas europeas del mañana? El campeonato de Europa recién concluido quizás nos haya ofrecido algunas pistas. El alemán Lennart Thy (Werder Bremen) y el holandés Luc Castaignos (Feyenoord) firmaron tres goles, uno en la final cada uno, exhibiendo su sentido de la ubicación y del remate. Los centrocampistas germanos Christopher Buchtmann (Liverpool) y Mario Götze (Borussia Dortmund) dirigieron de maravilla el juego de los campeones, mientras que su compañero Florian Trinks (Werder Bremen) demostró su habilidad en un lanzamiento de falta directo que dio el título a la Mannschaft.

El extremo neerlandés Shabir Isoufi (Feyenoord) se mostró intratable en la banda derecha durante todo el certamen, hasta el punto de ser comparado con su memorable compatriota Marc Overmars. En lo que respecta al guardameta turco Deniz Mehmet (West Ham), la experiencia adquirida en la cantera de los Hammers, la misma de la que salieron Frank Lampard, Joe Cole, Michael Carrick o Rio Ferdinand, podría hacer de él un jugador a seguir de cerca en Nigeria.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s