Rijkaard: “Quiero entrenar”

Ha pasado casi un año desde que Frank Rijkaard desapareció de la actualidad futbolística, tiempo suficiente para que el legendario técnico holandés haya reflexionado sobre su paso por el banquillo del FC Barcelona. Rijkaard no desea echar más leña al fuego de sus últimos días en el coloso catalán, pero se brinda a compartir su opinión sobre las cuestiones más candentes del mundo del fútbol.

Sentado en un restaurante de la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo justo antes de la entrevista que concedió en exclusiva a , Rijkaard responde a los saludos de sus admiradores con una sonrisa tranquila y una inclinación de cabeza. Cuando le mencionan el Barcelona, la cara del holandés se ilumina. También está dispuesto a compartir sus opiniones sobre Sudáfrica y la Copa FIFA Confederaciones que ya se avecina, y sobre su propio futuro.

¿Es ésta su primera visita a Sudáfrica? ¿Qué opina del país?
No, no es la primera vez que vengo. Ya había estado en Sudáfrica en otras dos ocasiones. De hecho, una de esas veces vine con el Barcelona para jugar un partido contra uno de los equipos del país, el (Mamelodi) Sundowns. Me impresionó mucho el ambiente que se respiraba en los estadios. No nos quedamos mucho tiempo, pero disfrutamos enormemente de la visita. Algunos miembros de la expedición llegaron a conocer a Nelson Mandela. Fue magnífico.

Una cosa que me llama la atención de los sudafricanos es que, en general, son muy simpáticos y acogedores. Se ven muchas sonrisas por la calle, y eso me gusta. Por desgracia, nunca he tenido tiempo de explorar el país. Todo el tiempo se me ha ido del estadio al hotel y del hotel al estadio. Es una pena, porque he oído cosas muy buenas sobre los magníficos lugares que se pueden visitar en este país.

En junio, Sudáfrica albergará la Copa FIFA Confederaciones. ¿Quién cree usted que se proclamará campeón?
(Pausa) Es difícil saberlo. Podría ser Brasil, porque es un gran equipo y cuenta con jugadores buenísimos. Los brasileños están siempre sedientos de triunfos, porque poseen una afición muy exigente que los sigue a todas partes y quiere ver victorias. Eso hace de Brasil un equipo muy peligroso, que no se debe descartar jamás. Pero ahí está España. La selección española viene ofreciendo últimamente un juego muy vistoso y atraviesa por un momento excelente. También tenemos a Egipto, un equipo del todo imprevisible. No conozco bien a Sudáfrica, pero creo que cualquier selección que dispute un gran campeonato en su propio país tiene algo que demostrar. La selección sudafricana podría dar la sorpresa; no hay que subestimarla.

¿Qué rendimiento supone que ofrecerán los países africanos en la Copa Mundial de la FIFA 2010?
África ha dado al mundo grandes futbolistas. Los equipos africanos han madurado: fíjense en Costa de Marfil, una selección excelente. Camerún es un espectáculo para la vista y también Nigeria. Luego está Egipto, que es la campeona continental. O sea, todo es posible. Yo no descartaría a ninguna de estas selecciones.

¿Ha vuelto a pensar en trabajar como seleccionador nacional?
(Risas) En cierta ocasión tuve a mi cargo al combinado holandés, ¡y me largué al fútbol de clubes! No, de momento no. Me parece que me gusta más entrenar en un club. Pero en el fútbol nunca se puede decir de esta agua no beberé; nunca se debe cerrar ninguna puerta.

El Barcelona disputará en Roma la final de la Liga de Campeones de la UEFA. ¿Cree que el Barça tiene posibilidades contra el Manchester United?
Esta final es extraordinaria, porque enfrenta a los dos mejores equipos del mundo. Será un partido interesantísimo, todo un espectáculo que reunirá sobre el terreno de juego a muchos de los mejores jugadores que existen. El Manchester United está en racha últimamente. Tiene a Cristiano Ronaldo, un jugador de gran calidad que decide partidos. Pero se enfrenta al Barcelona y a su bellísimo fútbol. Ambos son equipos excelentes, con mentalidad ofensiva. Ojalá veamos goles, muchos goles. Si el Barcelona se defiende bien, creo que será capaz de derrotar al Manchester. Si consigue desplegar su juego y no comete errores, no puede perder. ¡Pero quién sabe! Hablamos de fútbol.

La gente está como loca con Lionel Messi. ¿Tan bueno es?
Es un chaval excepcional. La primera vez que lo vi, hace ya unos cuantos años, me dejó maravillado con su habilidad con el balón. Es asombrosa la manera que tiene de controlar y conducir la pelota. Muy poca gente es capaz de hacer lo que él hace. Lo mejor de todo es que Messi es muy joven todavía, lo que significa que seguirá mejorando como futbolista. El fútbol tiene que servir para repartir felicidad, y eso es lo que consigue Messi: hacer feliz a la gente. Messi hace que todos disfrutemos con el fútbol. Me encanta Messi.

La eclosión de Ronaldinho se produjo en los primeros años que usted pasó en el Barcelona. ¿Cree que volveremos a ver la mejor versión de Ronaldinho algún día?
Ronaldinho es otro futbolista muy especial, yo diría que uno de los jugadores con más talento de todos los que han trabajado conmigo. En el Barcelona estuvo extraordinario. Su maestría era deslumbrante y sus movimiento con y sin el balón, excepcionales. He oído decir a más de uno que nunca volverá a recuperar la forma de antaño, pero a mí me parece que eso no es cierto. Ronaldinho necesita concentrarse otra vez en su juego, sólo tiene que centrarse. Cuando lo consiga, estoy convencido de que volverá a ser el genio de siempre. Al igual que Messi, aporta alegría y felicidad al fútbol.

¿Podría decirnos quién es el mejor futbolista con el que ha trabajado?
Eso sí que es difícil. Yo he tenido la inmensa suerte de haber trabajado con algunos de los futbolistas más excepcionales, de más calidad y con más talento del mundo. En el Barcelona estaba rodeado de genios. Teníamos a Ronaldinho, una maravilla para los sentidos, y a Deco, un artista donde los haya. Además, contábamos con jugadores como Xavi, un hombre bueno y trabajador que siempre se entrega en cuerpo y alma; o como Iniesta, otro que tal. También el nombre de Messi tiene que figurar en lo alto de mi lista. Me parece que sería muy injusto por mi parte destacar a un único individuo; además, debería incluir a otros jugadores que no he mencionado, jugadores a los que respeto.

Usted puede vanagloriarse de poseer una estupenda trayectoria como entrenador, además de como jugador. ¿Quién le ha influido más en su carrera futbolística?
Mucha gente, aunque aquí cabe destacar a un futbolista de la talla de Johan Cruyff. Me acuerdo de que, cuando yo era pequeño, lo veía jugar con el Ajax y lo admiraba muchísimo. Con el tiempo se convirtió en mi entrenador en el Ajax, en una época muy especial de mi vida porque aprendí un montón con él. Cruyff sabía una barbaridad de fútbol y sentía un profundo respeto por este deporte.

Se ha especulado mucho sobre su futuro. ¿Ha decidido ya hacia dónde piensa dirigir sus pasos?
¿Mi futuro? Bueno, por rumores que no quede. Los periódicos nunca dejarán de especular. Por lo que a mí respecta, ahora me es imposible decir dónde voy a acabar. Justo ahora no puedo pronunciarme sobre eso; a lo mejor dentro de unas semanas. No quiero dar pábulo a la especulación. Respeto a todos los entrenadores de este deporte, y por eso mismo no puedo decir que quiero irme a este o a aquel club, porque igual resulta que, en estos momentos, el club en cuestión tiene en nómina a un entrenador, y yo respeto a mis compañeros. Pero si alguien me viniera con una oferta, hablaríamos. Quiero entrenar, pero a su debido tiempo. Lo mío sigue siendo entrenar en un club, pero si me saliera otra cosa también la consideraría.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s